Quantcast
http://platanocelular.com
Miercoles 20 de Septiembre del 2017
  • 1
  • 2
Prev Next
COE inicia hoy evacuaciones por poderoso huracán María
Alcalde Alex Díaz duda de todos sus inspectores en el cobro de arbitrio y propone sistematizar y privatizar el cobro de arbitrios video
Martha Heredia quiere donarle un riñón a Jorge Diep
COE emite alerta para nueve provincias por posible paso del huracán María
Danilo Medina sobre sus acciones en contra de la corrupción: “Los hechos han hablado”
Oposición advierte no reconocerá ley de partidos impuesta por el PLD
Eligen a Quique Antún presidente del PRSC fotos exclusivas
Canelo y Golovkin empatan en un vibrante combate
MOPC activa su comité emergencia por trayectoria tormenta María
María será huracán cuando el Caribe y Florida aún se recuperan de Irma

4 cosas que ellos odian después de la primera noche juntos

“El amor no nace en la cama, sino a la mañana siguiente del primer encuentro”, al menos esto dice el sociólogo francés Jean-Claude Kaufmann, autor del ensayo ‘La mañana siguiente.’ Si bien el autor asegura que no hay un “manual de comportamiento” y que se necesitan muchas mañanas juntos para consolidar una relación, nosotros nos dimos a la tarea de preguntar qué los asusta a la mañana posterior al primer encuentro.


1. ¿VERGÜENZA? ¡PERO SI AYER ERAS UNA FIERA?! La mayoría de nuestros conejillos de Indias opinaron lo mismo: “Si estuvimos toda la noche desnudos en la cama, ¿por qué en la mañana se esconden bajo las cobijas?”. Kaufmann explica que “al otro día”, pasada la pasión, muchas mujeres temen la mirada del hombre. Pero no hay nada que avergonzarse: mientras a ti aterra la celulitis o unos kilos de más? ¡Él está feliz de tener una chica desnuda en su cama!
2. Y bueno, ¿no piensas ir a tu casa? La primera mañana juntos puede ser difícil? Si la alargas de más. “Se trató de nuestra primera noche juntos”, nos dice Miguel; “no dormí por hacerte el amor, estoy cansando y un poco en shock aún por lo bien que la pasamos. Sin duda: ¡necesito que me des un poco de espacio!”. No se trata de que salgas huyendo a las 7:00 am, sino simplemente permitir que retome su rutina.
3. ¿Llamarás? No pierdas tu tiempo preguntándole si te va a marcar. “Te diré que sí y tú pasarás las siguientes 48 horas preguntándote por qué no lo hice”, nos confesó Erik. Y sabemos por qué lo hace: a los hombres les aterra parecer desesperados y por eso esperan un par de días para llamar.
4. El delicado tema del desayuno. ¿Desayunar o no desayunar? He ahí el dilema. No es raro que los hombres, esos pequeños miedosos, estén nerviosos la mañana inicial. “Apenas se trató de la primera noche. No sé qué espera ella de mí”, nos dijo Bernardo. Y por eso, cualquier acto inocente, como preparar un desayuno, él lo toma como una amenaza de compromiso. ¿La solución? Toma el control: dile que tú tienes hambre, que tú vas a desayunar y que quizás, sólo quizás, quiera acompañarte.